Vendaje Neuromuscular

Bienvenidos a Vendaje Neuromuscular

EFICACIA CLÍNICA DEL VENDAJE NEUROMUSCULAR EN EL HOMBRO DOLOROSO: ENSAYO CLÍNICO DOBLE CIEGOY RANDOMIZADO. 

Mark D. Thelen, James A. Dauber, Paul D. Stoneman

 

DISEÑO DEL ESTUDIO: Ensayo clínico con un diseño de medidas repetidas prospectivo, aleatorizado, doble ciego.

 

OBJETIVOS: El objetivo del estudio es determinar la eficacia a corto plazo del vendaje neuromuscular cuando se aplica a los estudiantes universitarios con dolor de hombro (diagnosticados clínicamente de tendinitis del manguito rotador (impidgement), en comparación con la aplicación de un vendaje neuromuscular falso.

ANTECEDENTES: Los vendajes se utilizan comúnmente como un complemento para el tratamiento y la prevención de lesiones musculoesqueléticas. La mayoría de las aplicaciones de vendajes reportadas en la literatura implican cinta no elásticas. El vendaje neuromuscular ha ganado popularidad significativa en los últimos años, pero existe una escasez de pruebas sobre su uso y efectividad.

 

MÉTODOS Y MEDIDAS: El estudio se realizó con 42 sujetos diagnosticados de tendinitis del manguito rotador / impidgement. Los sujetos fueron asignados al azar en 2 grupos: el grupo 1 con vendaje neuromuscular para la patología del manguito rotador y el grupo 2, que llevaba un venddaje neuromuscular falso o placebo. Los sujetos llevaron los vendajes durante 6 días (se realizaron 2 aplicaciones de 3 días: al tercer día se volvía a colocar un nuevo vendaje, con las mismas características que el anterior). Se recogió el dolor referido, el grado de discapacidad, y el rango de movilidad articular (RMA). Estos parámetros fueron tomados en distintos momentos a lo largo de la prueba.

 

VENDAJE: El vendaje consistía en una tira de relajación en “Y” sobre el músculo supraespinoso, aplicada de inserción a origen con una tensión de “quitar el papel” (una tira en “Y” es una tira con un corte en la parte central para obtener dos colas). La tensión de “quitar el papel” significa aplicar la cinta directamente sobre la piel, ya que el vendaje neuromuscular se fabrica de forma que ya viene pegada a una tensión del 15-25%. La colocación de la tira sobre el músculo supraespinoso se realizaba en una posición de estiramiento (inclinación lateral del cuello, y brazo detrás de la espalda, en aducción). Seguidamente se aplicaba una tira sobre el deltoides, de inserción a origen y a una tensión de “despegar el papel” (15-25%).Se trataba de una tira en “Y” (es decir, con dos colas). La primera cola se colocó sobre el deltoides anterior, colocando el brazo en extensión de hombro y rotación externa para un estiramiento del músculo. La segunda cola iba colocada sobre el deltoides anterior, estando éste en una posición de estiramiento (aducción horizontal y rotación interna). Por último se colocaba una tercera tira de unos 20 cm de longitud (tira en “I”, es decir, sin cortar por el medio) sobre el contorno del hombro. Se trataba de una tira de corrección mecánica (tensión del 50%-75% y con presión interna) que iba desde la apófisis coracoides hasta la parte posterior del deltoides, abarcando la zona de dolor. Se colocaba estando el hombro en rotación externa (el final de esta tercera tira se colocó pasando el hombro a una posición de flexión y aproximación horizontal). El inicio y final de cada una de las tiras se colocaba a tensión = 0.
hombro doloroso
vendaje neuromuscular hombro

 

 

RESULTADOS: El grupo que llevaba el vendaje neuromuscular mostró una mejoría inmediata del dolor en la abducción del hombro libre (aumento medio ± DE, 16,9 ° ± 23,2 °, P = 0.005) después de la aplicación del vendaje. No se dieron otras diferencias entre los grupos en relación al rango de movilidad articular (ROM), dolor o incapacidad.

 

CONCLUSIÓN: El vendaje neuromuscular puede ser de ayuda para mejorar el dolor y el rango de movilidad articular activo libre inmediatamente después de la aplicación de la cinta en aquellos pacientes con dolor de hombro. La utilización del vendaje neuromuscular para disminuir la intensidad del dolor o la discapacidad de los pacientes jóvenes con tendinitis del manguito rotador / impidgement no está científicamente demostrado.

 

 J Orthop Sports Phys Ther. 2008; 38 (7) :389-395